Municipalidad conmemora el 134 aniversario del natalicio del Maestro Luis Abraham Delgadillo

Con la colocación de una ofrenda floral donde descansan los restos del Maestro Luis Abraham Delgadillo Rivas en el Cementerio General de la Capital, la Alcaldía del Poder Ciudadano de Managua rindió homenaje la mañana de este 26 de agosto, en el 134 aniversario de su natalicio, a quien pasó a las páginas de la historia no solo por ser el autor de la música del Himno Nacional, sino también por su personalidad artística y musical.

Don Luis Abraham Delgadillo Rivas, es citado en más de siete diccionarios especializados y en varias historias de la música Latinoamericana, fue y es considerado como uno de los compositores más importantes del continente americano.

La Alcaldesa de Managua, Reyna Rueda Alvarado, manifestó que conmemorar el natalicio del Maestro de la música nicaragüense es muy especial, unido a la celebración del Bicentenario y las Fiestas Patrias, “todos los años hacemos ese homenaje muy merecido, a ese Maestro Luis Abraham Delgadillo Rivas, creador no solamente de la música de nuestro Himno Nacional, del cual nos sentimos muy orgullosos nosotros los nicaragüenses, tenemos una historia muy rica de todos esos personajes especiales, un Maestro que tenemos que honrarlo y celebrar el día de hoy, llenos de patria, llenos de amor y estar orgullosos de las creaciones que nos dejó, esa herencia musical”.

“Luis Abraham Delgadillo, es un personaje de suma importancia, porque es el primero que arregla poemas de Rubén Darío a la música, tenemos conocimiento de 9 partituras, es el precursor del movimiento de musicalización de los temas darianos en Nicaragua y en el mundo”, expresó el compañero Clemente Guido Martínez, Director de Patrimonio Histórico de la Municipalidad.

El historiador Guido, compartió que gracias a una beca que le otorgó el gobierno del presidente José Santos Zelaya, el Maestro Delgadillo ingresó en el Conservatorio de Milán en Italia donde se distinguió con honores, su talento fue tan grande que el Presidente lo escuchó tocar el piano una sola vez y dio la orden de becarlo aun sabiendo que el papá de Delgadillo era su adversario político.

Una vez en su patria, el Maestro dirigió durante seis años la Banda de los Supremos Poderes. De 1914 a 1920 fue Profesor de música en las Escuelas Normales de Señoritas y Director General de Cultura Musical de Nicaragua.

El homenaje fue acompañado por autoridades del Ministerio de Educación, trabajadores de la Comuna Capitalina y la Banda Municipal, ésta última interpretó las piezas musicales de La Mora Limpia de Justo Santos y Yaraví peruano del compositor, músico y director de orquesta Luis Abraham Delgadillo.

También, se colocaron flores en la tumba del compañero Bismarck Martínez “Héroe de la Paz”, quien descansa junto a los restos de este Gran Maestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Texto personalizado
Texto personalizado
Texto personalizado