Madre de la tercera edad recibe vivienda digna en el barrio San Sebastián

Garantizando mejores condiciones de vida a la protagonista María Mercedes Orozco Treminio y su familia, el Programa Vivienda Digna construyó un nuevo hogar para ellos en el barrrio San Sebastián, con el apoyo solidario del hermano pueblo y gobierno de Taiwán.

La protagonista es de la tercera edad y toda su vida trabajó por cuenta propia y en los últimos 10 años los materiales de su casa fueron zinc, madera y plástico, los cuales cada invierno fueron vulnerables ante las lluvias, adicional a esto, a la protagonista hace dos años le dio parálisis facial, lo que afectó fuertemente su salud y su capacidad de trabajo.

El Vicealcalde de Managua, Enrique Armas Rosales, manifestó que este caso era una prioridad, porque la vulnerabilidad y las condiciones precarias de la casa afectaban la seguridad física de doña María Mercedes.

“Hoy gracias a la voluntad política de nuestro gobierno, estamos transformando la vida de una mujer que toda su vida fue muy trabajadora, muy esforzada para sacar a sus hijos adelante, cuando llovía el agua se les pasaba en toda la casa. Con esta vivienda hemos mejorado la vida a 20 familias en este barrio, gracias a los esfuerzos del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo de garantizar seguridad y tranquilidad a los nicaragüenses, nosotros reconocemos y agradecemos el apoyo de Taiwán por acompañar este proyecto”, dijo el edil capitalino.

El señor Iván Lo, Ministro Consejero de la Embajada de Taiwán, acompañando esta nueva entrega, expresó sentirse contento de compartir la alegría de una nueva familia que recibe su vivienda, destacó que este es el resultado del trabajo conjunto entre su país y las autoridades nicaragüenses.

“Ver como cambia la vida de los protagonistas es impresionante, ver cómo vivían antes y cómo vivirán ahora es gratificante y eso solo es posible cuando se trabaja juntos, uniendo esfuerzos con un mismo objetivo”, manifestó el representante diplomático.

Doña María Mercedes agradeció al gobierno y la Alcaldía por transformar su vida cuando más lo necesitaba.

“No tengo palabras para agradecer al Comandante, estoy feliz y agradecida con Dios en primer lugar y con mi Presidente por hacer realidad el sueño de tener mi casa, ahora comenzaremos una nueva vida, tengo 40 años de vivir aquí y en los últimos 10 años, las paredes que teníamos eran plástico y zinc, hoy todo eso queda en el recuerdo gracias a mi Presidente”, relató la protagonista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *