Programa de Vivienda Digna construye casa a familia afectada por incendio en el barrio Jorge Dimitrov

El Programa de Vivienda Digna construyó un nuevo hogar para la señora Reyna Isabel Bejarano Soza, en el barrio Jorge Dimitrov, ya que su casa anterior fue destruida por un incendio el mes pasado.

La protagonista quien es de la tercera edad y trabaja como asistente del hogar, a partir de hoy vivirá con su hijo bajo un techo seguro.

La vivienda se inauguró en un ambiente cultural lleno de calor humano, los vecinos de la protagonista celebraron el inicio de una nueva vida de esta familia, que por 20 años vivió en vulnerabilidad.

“La Alegría de vivir en paz nos permite avanzar, la alegría de vivir en paz nos permite reunirnos y celebrar en familia  esta restitución de derecho para nuestra hermana, que por años ha estado en una situación extrema de vulnerabilidad, este ambiente de paz nos permite seguir trabajando para transformar la vida de cientos de familias, hoy más que una casa este programa le devuelve a  nuestra hermana la tranquilidad y la seguridad, esta es la vivienda número 73 que se construye en el barrio” informó Reyna Rueda Alvarado, Alcaldesa de Managua.

El Embajador de China (Taiwán), señor Jaime Chin Mu Wu, destacó la importancia de este programa que viene transformado las vidas de las familias, brindándoles nuevas oportunidades y nuevos sueños.

“Somos testigos del esfuerzo que hace el Gobierno del Comandante Daniel con este programa de amor que viene sacando de la vulnerabilidad extrema a cientos de familias, la casa de doña Reyna Isabel fue dañada por un incendio y la Alcaldía le construyó su casa con rapidez, ahora ellos podrán vivir y dormir con tranquilidad, por eso vamos a seguir apoyando este programa y todos los programas que impulsa el Gobierno para combatir la pobreza”.

Doña Reyna Bejarano en los últimos 20 años a trabajó para sacar a su hijo menor adelante y con el salario de domestica no le permitía hacer remodelaciones a su casa.

“Yo me siento feliz porque por años trabajo para garantizar la comida y todo lo que necesita mi hijo él tiene 21 años, pero tiene discapacidad y solo depende de mí, mi situación económica no me permitía componer la casa, y cuando se quemó me sentí desconsolada porque no tengo como comprar materiales, por eso le agradezco a Dios esta oportunidad y a mi Presidente  porque si no fuera por él seguiría posando con mi hijo en la casa de mi hermano, solo Daniel, ha sido el único que se preocupa por la gente de los barrios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *