Programa de vivienda digna construye de emergencia 3 casas para familias afectadas por incendio en el barrio Santa Ana

Al son de marimbas y con un acto cultural, los habitantes del barrio Santa Ana celebraron la entrega de 3 casas nuevas a través del Programa de Vivienda Digna, estas fueron construidas de emergencia para dar respuesta inmediata a las familias, que el pasado lunes 21 de junio, producto de un incendio, perdieron su hogar en el que habitaron por más de 20 años.

Los protagonistas son Ricardo Ramón Ríos, Celfida Isabel Hurtado Matus y Nela Nubenova Varela Ríos.

La Alcaldesa de Managua, Reyna Rueda Alvarado y el Embajador de Taiwán en Nicaragua señor Jaime Chin-Mu Wu, confirmaron una vez más la voluntad de unir esfuerzos para brindar una respuesta rápida a las familias en vulnerabilidad.

“Hoy estamos festejando  la alegría de vivir y de trabajar en paz, fueron ocho días de trabajo intenso de un grupo de hermanos que se esforzaron por construir estas casas lo más pronto posible, para que estas familias pudieran recuperar sus hogares y esto se logra por la voluntad política del Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidente Rosario Murillo, de brindar una respuesta inmediata ante la emergencia que embargó a estas familias y de la solidaridad de nuestros hermanos de China (Taiwán) que sin pensarlo, siempre están presentes apoyando los programas de restitución de derechos que impulsa nuestro gobierno”, dijo la edil capitalina.

Durante la entrega de las viviendas el diplomático Wu, admiró la rapidez con que se construyeron las casas y anunció que este programa se replicará en 50 municipios del país.

“Estos hermanos lo perdieron todo, en un segundo, pero nunca perdieron la esperanza de que el gobierno del Presidente Daniel Ortega, les daría una respuesta a su situación y en ocho días este equipo de trabajo les construyó su nuevo hogar, es por eso que seguiremos apoyando este programa que transforma la vida de las familias en vulnerabilidad y también lo vamos a llevar a 50 municipios más”.

Doña Nela Varela Ríos, es madre de tres niños y todos los días que duró la construcción de las casas, fue albergada por los vecinos, mientras resolvía su situación.

“Ninguno de nosotros tiene palabras para agradecer a los vecinos la solidaridad para auxiliarnos, a los trabajadores de la Alcaldía que fueron los primeros en llegar a la hora de la desgracia, a nuestro Presidente que nunca se olvida de su pueblo, sobre todo de las familias que más lo necesitan y a los amigos de China (Taiwán) que apoyan este programa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *